Sin categorizar

¿COMO CRIAR CANARIOS? Lo más básico 2ª Parte

Desde el inicio de la incubación tenemos que contar 13 días para el nacimiento de los pichones pero antes, más o menos el séptimo u octavo día se puede comprobar la fertilidad de los huevos usando un ovoscopio o algún otro tipo de linterna específica.

Si están fecundados se devuelven al nido, en caso contrario se desechan. Normalmente, si la nidada no está fecundada se retira el nido a la pareja durante unos días, con objeto de disminuir los niveles de prolactina en la hembra rápidamente y reducir el tiempo de espera antes de una nueva puesta.

Los pichones nacen con reservas corporales suficientes para soportar uno o dos días, no obstante, lo habitual es que los padres se esmeren desde el nacimiento en alimentar a las crías, lo que puede favorecer el criador mediante el suministro de pastas y papillas especiales.

Una vez los pájaros empiezan a emplumar, alrededor de los seis o siete días se realiza una labor fundamental, el anillamiento. La anilla es como el carnet de identidad del ave que le acompañara toda su vida. Aporta datos del criador, del año y de la federación, así como un número de serie. Es cerrada, lo que significa que sólo se puede poner en esta etapa, ya que si el pichón adquiere un tamaño mayor será imposible introducirla.
La utilidad del anillamiento es doble: primero para concursar (un pájaro sin anilla del año no puede hacerlo) y además es una garantía a la hora de la comercialización. No es
una práctica recomendable adquirir pájaros sin anillar ya que no tenemos garantías de su
edad ni de su procedencia.

Cabe destacar aquí que cada especie, incluso cada raza, tiene su propio diámetro de
anilla, con lo cual tenemos que solicitar previamente en nuestra sociedad anillas del
diámetro adecuado según la raza o especie que criemos. Además desde hace varios
años las anillas de cada temporada son de un color distinto, esto facilita el control de las mismas y reduce la posibilidad de fraude… CONTINUARÁ.

Deja una respuesta