5 LIBROS IMPRESCINDIBLES PARA UN CANARICULTOR

Si eres criador de canarios existen muchos libros que te pueden aportar cosas, la lectura es una manera sencilla de aprender sobre cualquier afición a tu ritmo y por eso hoy publicamos los mejores libros sobre canaricultura:

Existen muchos otros libros muy buenos pero hay vamos a hablar de 5 de ellos, uno sobre nutrición, otro sobre enfermedades, otro de genética y dos sobre razas de canarios.

EL MEJOR LIBRO DE NUTRICIÓN:
Para muchos el mejor libro sobre nutrición en ornitología deportiva se llama ALIMENTACIÓN EN ORNITOLOGÍA, editado por Cromapress el veterinario Roberto C. Fernández con la colaboración de otros especialistas en nutrición y biología han creado un cuaderno, sencillo, sin los tecnicismos habituales de la nutrición y muy práctico.

EL MEJOR LIBRO DE ENFERMEDADES:
Sin duda la “Guía Práctica de Diagnóstico” se ha convertido en un referente para los criadores, así como una guía de repaso para todos los veterinarios especialistas, una auténtica joya dónde aprender sobre las enfermedades más importantes en canaricultura.

EL MEJOR LIBRO SOBRE RAZAS:
Aquí vamos a destacar dos, por un lado si hablamos de canaricultura el nombre de Rafael Cuevas es fundamental mencionarlo, aparte de la cantidad brutal de artículos publicados en los últimos 30 años tiene bastantes libros sobre razas de canarios de color, siendo seguramente el mas completo “Canarios Lipocrómicos y Melánicos”
Pero no sólo hay libros buenos sobre canarios de color, el estándar de postura elaborado por FOCDE es una obra fantástica dónde el estándar y la historia de cada raza se unen para crear un libro ameno y entretenido.

EL MEJOR LIBRO SOBRE GENÉTICA:
Si eres canaricultor necesitas dominar la genética, al menos la genética básica, el mundo de los cruzamientos es muy complejo y por eso el libro “Genética y Reproducción” escrito por Rafael Cuevas es el mejor comienzo para aprender las bases de esta disciplina.

¿CUÁNTA PROTEÍNA NECESITAN LOS PÁJAROS EN CADA MOMENTO?

Los criadores de pájaros ya tienen muy claro que la proteína es un nutriente esencial en la cría de sus aves, antes no se tenía mucho en cuenta, los conocimientos en nutrición eran muy justos pero ahora los criadores se fijan muchísimo en esto, siempre están buscando la pasta más proteica, la semilla con más proteínas, el mejor suplemento de proteínas… pero tenemos un fallo, tenemos que cambiar la idea de que a más proteina mejor y adaptarla a cada etapa vital de nuestros pájaros.

Podemos dividir el año en 3 etapas, la primera el invierno, el llamado reposo invernal, luego vendría la cría propiamente dicha con distintas fases a su vez (Antes del nacimiento de pichones, primeros días de vida, fase intermedia, fase final o independización de pichones) y luego vendría la muda.

Bueno pues en cada una de estas etapas debemos de aportar una cantidad de proteína concreta.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

REPOSO INVERNAL: 14-15% de proteína

En este periodo las necesidades son bastante más bajas para los pájaros, es un periodo digamos de parón pero hay que tener en cuenta dos cosas, en aviarios muy fríos es recomendable subir algo la proteína, 1 o 2 puntos más y a los pájaros jóvenes que concursan pues no es bueno descuidar este nutriente tampoco.

CRÍA: Desde 17% hasta 25 o 26 %

El periodo de cría es un poco montaña rusa, las necesidades aumentan poco a poco, son máximas en el momento que las crías nacen y luego pueden bajar otra vez progresivamente.

Al preparar la cría podemos hablar de un 17-18%, durante los primeros días de vida a los pichones es recomendable subir al 22 o incluso 26%, luego ya será un descenso muy gradual de las necesidades hasta el destete que son más o menos un 18-19%

MUDA: 14-18%

Dónde más necesidades hay de proteina es en la cría, eso lo tenemos claro pero, en la muda la proteína también es muy importante, sobretodo para los pichones que necesitan crear todo su músculo y crecer. Para los pollos nuevos lo recomendable es rondar el 18% de proteina, en pájaros adultos y viejos las necesidades son más bajas entre un 14 y un 17% más o menos.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});